LAS VEGAS: TRUMP ANTE UN NUEVO DEBATE SOBRE LAS ARMAS DE FUEGO EN EEUU

A raíz del tiroteo más letal de la historia reciente de Estados Unidos ocurrido el domingo en Las Vegas, Donald Trump deberá enfrentar nuevos cuestionamientos a la venta de armas de fuego en Estados Unidos.

Las autoridades no vinculan por el momento la matanza -que dejaba al menos 58 muertos y 515 heridos- al terrorismo internacional, pese a que fue reivindicada por el grupo Estado Islámico (EI).

El autor de los disparos, que se suicidó, tenía en su poder más de diez fusiles en la habitación del hotel desde donde abrió fuego.

En una breve alocución desde la Casa Blanca, el presidente denunció un acto que representa “el mal absoluto” y llamó a Estados Unidos a mantenerse unido y a orar. Pero no dijo ni una palabra sobre las armas de fuego. Poco después, su portavoz, Sarah Huckabee Sanders, opinó que era “prematuro” emprender ese debate.

A pesar de que la investigación recién comenzó, los adversarios demócratas del presidente estadounidense ya exigen, cualesquiera hayan sido las motivaciones del homicida, una modificación de la legislación sobre armas, tema que suscita virulentas pasiones en Estados Unidos.

Comentarios

comentarios