CONSTRUYEN “EL POCITO” PARA MENORES TRANSGRESORES.

A unos 60 kilómetros de Tegucigalpa, en la comunidad de Jalteva, municipio de Cedros, al norte de Francisco Morazán, se construye el nuevo centro pedagógico para menores infractores, que según las especificaciones dadas por las autoridades, será como un “pocito”, ya que reunirá estrictos controles, como la cárcel de máxima seguridad de “El Pozo” en Ilama, Santa Bárbara.

El trabajo se realiza bajo la mayor circunspección posible; en la parte frontal está un portón de láminas, asegurado con una cadena y candados; adentro permanece un guardia de seguridad de una empresa privada.

Comentarios

comentarios